Saltear al contenido principal
Actualidad

Salario regulador en la indemnización por despido improcedente

El salario regulador engloba todas aquellas retribuciones económicas -derivadas del rendimiento del trabajo- que percibía el empleado al momento del despido y que sirven de base de cálculo para determinar la posible indemnización por despido improcedente.

Diversos son los aspectos que debemos tener en cuenta para definir adecuadamente el importe del salario regulador.

El primero de ellos es que el salario debe ser el que legalmente corresponde al trabajador y no el que venía percibiendo en su nómina, si ésta es inferior a la que le correspondería según su Convenio Colectivo de aplicación, en atención a su categoría profesional.  Esto quiere decir que el salario regulador será el contenido en las tablas salariales del Convenio y no el que la empresa, de forma efectiva, venía retribuyendo (STS 27-12-2010, STSJ Madrid 23-04-2014).

El salario regulador engloba la totalidad de las percepciones salariales derivadas del rendimiento del trabajo, de conformidad con el contenido establecido en el

  1. Que el trabajador se encuentre en situación de ,incapacidad temporal,, en cuyo caso, el salario regulador será el del mes inmediatamente anterior al momento de IT.
  2. Que se produzca una ,pérdida anómala de algún complemento salarial, en relación con los percibidos en los meses anteriores (,STS 27-09-2004, 26-01-2006 y STSJ Madrid 13-10-2009,), en cuyo caso habrá de añadirse esa diferencia.
  3. Que se trate de ,retribuciones variables y no fijas, como ocurre, por ejemplo, con la existencia de complementos por objetivos, productividad o incentivos, en cuyo caso se deberá realizar una media de las retribuciones obtenidas a lo largo del ,último año.
  4. Que se haya producido un, ascenso, subida de sueldo o disminución de jornada,, en cuyo caso, habrá de estarse a lo que el trabajador cobraba en el mes inmediatamente anterior, sin que quepa prorrateo anual de esas cantidades.
  5. Que exista una reducción de jornada por los motivos legalmente tasados en el ,artículo 37 del ET., Este supuesto se encuentra regulado en la

El criterio general, en unificación de doctrina, es que el salario regulador sea, diario,, por lo que habrá de dividirse el salario mensual entre 30 días.

Otro elemento a observar es que siempre hablamos de ,salario bruto,, estos es, antes de retenciones del IRPF y deducciones en la cotización, y no del salario neto o liquido (,STS 01-10-2007,), todo ello al albor del contenido regulado en el en el

Especialmente relevante para delimitar la cuantía del salario regulador será establecer una diferenciación clara entre los conceptos, salariales y extrasalariales ,que conforman la nómina, puesto que estos últimos no deberán tenerse en cuenta por lo que el salario regulador puede variar sustancialmente y, en consecuencia, la indemnización por despido improcedente.

  1. Conceptos Salariales:
    tienen la consideración de
    salario
    las gratificaciones extraordinarias, las de vencimiento superior al mes, las horas extraordinarias, bonus o incentivos variables por objetivos, complementos de peligrosidad, penosidad o toxicidad, a cuenta convenio, complementos personales voluntarios y los salarios en especie, entendiendo por tales aquellos que no son retribución económica en sensu stricto como la vivienda o el vehículo.
  2. Conceptos extrasalariales: al contrario de los anteriores no tienen la consideración de rendimiento del trabajo ya que tienen la condición de ,gastos o suplidos, necesarios para el ejercicio de la actividad laboral. Los ejemplos más claros de conceptos extrasalariales son: indemnizaciones derivadas de traslados, plus transporte, tickets restaurantes o bonos de comida, dietas o gastos de viajes, etc. Cabe la excepción de que si estos conceptos lo que en realidad encubre es otro tipo de retribuciones atribuibles al rendimiento del trabajo, sí que serán considerados como parte del salario.

Por último, realizaremos una pequeña mención a los intereses generados por el ,impago de la indemnización,,

No cabe la posibilidad de solicitar ,intereses de demora, ante el impago empresarial de la indemnización por despido improcedente puesto que no estamos ante una retribución salarial sino indemnizatoria. Por el contrario, sí que se podrán solicitar los ,intereses por mora procesal, aplicables a todo tipo de resoluciones con condena en pago de cantidades líquidas. Así pues, el interés aplicable no será el 10 % que establece el

Volver arriba