Saltear al contenido principal
Actualidad

Subrogación Empresarial

En esta entrada hablaremos de la subrogación empresarial o sucesión de empresas desde un punto de vista estrictamente laboral.

Se entiende por subrogación empresarial aquella operación mercantil de transmisión de derechos y obligaciones entre diferentes empresarios que da lugar a un cambio de titularidad en la figura del empleador, lo que supone la asunción de un tercero, hasta el momento ajeno al vínculo contractual, de una serie de responsabilidades retributivas y prestacionales frente a los trabajadores de la empresa y de sus obligaciones de cotización frente a la Tesorería General de la Seguridad Social (en lo sucesivo, TGSS).

Este cambio de titularidad empresarial se encuentra regulado, en el

REQUISITOS PARA LA SUBROGACIÓN EMPRESARIAL:

Para que exista una verdadera subrogación empresarial deben concurrir una serie de requisitos que pueden resumirse de la siguiente forma:

Requisitos de carácter subjetivo:

La figura del empleador, sea una persona física o jurídica, cambiará por un nuevo empresario entrante (subrogante) que asumirá las responsabilidades de la dirección y gestión del empresario anterior (subrogado).

Requisitos de carácter objetivo:

Los bienes de la empresa formarán parte de ese cambio de titularidad y seguirán estando afectos al desarrollo normal de la actividad económica para que los trabajadores puedan continuar prestando sus servicios con total normalidad.

Estos bienes deben constituir una única entidad económica con identidad propia.

FORMAS Y MOMENTO DE LA SUBROGACIÓN:

Diversa es la casuística relativa a las formas de transmitir la sociedad o de realizar el cambio de titularidad. Así la transmisión puede realizarse a través de figuras tan dispares como, por ejemplo, la compraventa, traspaso, arrendamiento, permuta, subasta judicial, cesión, etc.

En cuanto al momento idóneo o fecha cierta para llevar a efecto la sucesión empresarial ésta debe realizarse en un momento concreto, cierto y específico, no vale que la fecha de sucesión quede al libre arbitrio del subrogante y subrogado de manera indeterminada, entre otras causas, porque si la empresa subrogada dispone de representantes de los trabajadores éstos deben estar puntualmente informados sobre aspectos básicos de las negociaciones.

OBLIGACIONES DE LA EMPRESA SUBROGANTE FRENTE A LOS TRABAJADORES:

Una vez ejecutado el acuerdo de subrogación operará de forma automática entre los trabajadores lo que quiere decir que, para el perfeccionamiento y eficacia del acuerdo, el trabajador no tiene capacidad de negociación alguna no pudiéndose oponer al mismo, esto quiere decir que la subrogación empresarial operará con plenos efectos jurídicos desde el momento inmediatamente posterior al elegido por la empresa subrogante y subrogada.

Respecto de las obligaciones y derechos que la empresa subrogada tenía concertados con sus trabajadores -ex ante al momento de la sucesión-, aquellas no se verán modificadas con el cambio de titularidad y, en el supuesto de que se vean alteradas, el trabajador tiene la potestad de dirigirse indistintamente frente a cualquiera de las dos empresas con el fin de exigirles las oportunas responsabilidades de carácter retributivo o prestacional ya que ambas empresas ostentan una responsabilidad solidaria frente a los obligaciones contraídas con sus empleados.

De esta forma, los trabajadores son titulares de un derecho de crédito, prácticamente ilimitado, que les asegura el respeto de sus derechos adquiridos y consolidados, permaneciendo los mismos incólumes aun cuando se haya producido un cambio de dirección y gestión. El único límite a ese derecho será el de caducidad de la acción puesto que el plazo para exigir responsabilidades solidarias concluye a los 3 años desde la fecha en la que haya tenido lugar la transmisión empresarial, siempre y cuando esas obligaciones y derechos hayan nacido con anterioridad a la fecha de la sucesión puesto que si se trata de obligaciones y derechos que nacen con posterioridad la responsabilidad será, única y exclusivamente, del empleador subrogante.

La subrogación no supone, en ningún caso, una medida idónea para modificar las condiciones contractuales del trabajador por lo que la empresa subrogante debe respetar íntegramente el contenido esencial del vínculo contractual, compresivo de elementos tales como, por ejemplo, la jornada de trabajo, prestaciones sociales accesorias, régimen de permisos, periodo de disfrute de vacaciones, condiciones retributivas, etc.

En definitiva, la única diferencia efectiva que debe percibir el trabajador respecto de su situación anterior es la novación subjetiva del titular de la empresa, cualquier otro cambio deber ser considerado en fraude de ley y tenido por un aprovechamiento indebido de esta figura.

OBLIGACIONES DE LA EMPRESA SUBROGANTE Y SUBROGADA FRENTE A LA TGSS:

Con la sucesión empresarial el empresario subrogante asume una serie de obligaciones y responsabilidades frente a la Seguridad Social y el empresario subrogado no se libra definitivamente de ellas.

Esas obligaciones se pueden resumir, a grandes rasgos, de la siguiente forma:

Obligación de cotizar por las aportaciones empresariales y las de sus trabajadores:

Como hemos indicado, opera una responsabilidad solidaria. Es decir que la empresa subrogante y subrogada responderán conjuntamente frente aquellas obligaciones contraídas con la Seguridad Social siempre y cuando aquellas se hayan generado con anterioridad al momento de la subrogación.

Obligación de inscripción en el Censo de Empresarios de la Agencia Española de la Adminsitracion Tributario (Modelo 036):

La empresa subrogante, de conformidad con el contenido regulado en el

Esa comunicación debe producirse en el plazo improrrogable de 6 días a partir de la fecha efectiva de la sucesión empresarial.

Pago solidario de las prestaciones:

Al igual que sucedía con las obligaciones de cotizar, cuando con carácter previo a la sucesión existan pagos pendientes por prestaciones responderán, de manera solidaria, el subrogante y subrogado.

Además, a esa deuda de cotización se añadirá el recargo de prestaciones correspondiente, a tenor del contenido regulado en el

Volver arriba